martes, 25 de noviembre de 2014

Jigging en la cueva goliat



Hola a todos,


Bueno, ya conté en entradas más atrás que estuve haciendo jigging buscando un mero goliat en plan cachondeo, pero cuando uno menos se lo espera sucede lo inesperado.



En una roca que estaba jiggeando, tuve un encuentro monstruoso con algo demasiado grande para mi poca experiencia, algo que podía ser un mero muy gordo. No pude hacer nada, se metió dentro de su cueva y ahí quedó, desde entonces, esa cueva sin dudarlo la he bautizado como "la cueva goliat" jajajajajajaajja.



Pues, como tenía cuentas pendientes con el mero, hace ya unas semanas me decidí hacer una jornada al jigging y que mejor sitio que ir a la cueva goliat a ver si estaba.

Una vez en la zona, empiezo a hacer lances. Al ratillo, noto que algo muerde, pero se suelta, vuelvo a lanzar y esta vez muerde con decisión clavándose.

De repente, toda la caña doblada en plan bestia saliendo hilo a toda leche, momento que se me vino la imagen del mero cuando se me metió dentro de la cueva, así que no tenía ni tiempo a apretar el freno del carrete, usé la mano de freno.



La caña se arquea aun más, jamas había visto mi caña así de doblada, los tirones eran más que exagerados, no podía con ellos. Temía lo peor, que partiera la línea, que el nudo no aguantara o simplemente que mis asssit hook caseros cedieran.



Poco a poco fui subiéndolo, aunque fue mi rápida su subida, me resultó una eternidad, pues sus cabezazos no cesaban.

Al final, después de un minuto, emerge un precioso denton que me dejó el brazo destrozado durante una semana jajajajajajajajaja. Nunca, nunca jamas he sentido tanta potencia en un pez, he sacado ya varios dentones estos años atrás al jigging, pero esta potencia era anormal y exagerada para un pez de ese tamaño.




Parece que la cueva goliat está muy solicitada, tendré que volver de vez en cuando.


Aquí el vídeo:




Un saludo y hasta otra.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Batalla épica


Hola a todos,


Quien diría que el señuelo más simple fuera el que me proporcionara el mejor enfrentamiento con caña que he tenido hasta la fecha.


Algo épico, 25 minutos de puro combate. La última vez que vi salir hilo así de mi carrete, al otro lado de la línea había una bacoreta de 3kg. Pero esta vez, la pelea se prolongó mucho más en el tiempo y con unas arrancadas de línea que para mi la carraca se debió de escuchar hasta en la orilla jajajajajajajajaj. Lástima que en la cámara no se perciba casi el sonido.


Era algo increíble, recuperar el pez hasta tenerlo debajo del kayak y este iniciar la huida, sacándome 20, 30 o más metros y encima hacerlo una y otra vez... Me asusté, pensé que podía ser otra cosa, el ser que de momento le siento demasiado respeto, el palometón.


Era una jornada que pensaba que iba ser de llampugas, pero el agua andaba de nuevo verde, tal vez por las calmas de los días anteriores.

Probé con la sardina, pero nada, era de esperar, así que cambié de chip y hacer currican de fondo, por supuesto sin cañas jajajajjajajajajaj.

El Sol se esconde, así que monto un simple vinilo y me dirijo a la orilla con cierta prisa pues estaba un poco lejos de la costa.

A más de 9km/h, la calma del anochecer se rompe con el ruido celestial del hilo saliendo a gran velocidad del carrete.


Aprieto el freno, pero nada sigue saliendo hilo. Más aun no podía forzar la línea, pues el bajo del vinilo era un 0,35mm, algo anormal en mi y peor aun, me percaté cuando puse dicho señuelo a la caña, de que estaba algo raspado el nylon pues esta primavera lo empleé para sacar espetones de arena.
Así que la vaguería y perezosidad por no haber rehecho el aparejo en su momento y encima una línea del 0,35, me hizo pensar que no lo iba a conseguir y más aun, cuando la oscuridad empezó a hacerse evidente y comencé a usar la mano de freno en el carrete forzando al máximo el equipo.



Pero al final, victoria. Dejo aquí el vídeo de lo sucedido:




La imagen en casa con el vinilo aun clavado:



Un saludo y hasta otra.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Las últimas llampugas


Hola a todos,


Desde septiembre que pude pescar las llampugas durante 3 días antes de las tormentas y los tornados, ya no las había ni visto ni olido, desaparecidas a pesar de que son muchos los rumores de que la gente las estaba sacando y muy gordas.

Bueno, resumo varias salidas donde por fin pude sacar alguna llampuga, todas de un tamaño medio, pero una de ellas, era de las grandes, un precioso ejemplar de más de 2kg y ¡¡sacado con el aparejo!!.


Ésta dio mucha mucha guerra, pues pensaba al principio que era un espeton, ya que justo antes había pasado por debajo de un gran banco de estos peces y por miedo a que picasen y estropeasen el aparejo, dejé de remar. justo cuando la llampuga aparece y se engancha.


¡¡Que poderío de animal!!, hubo dos momentos críticos, uno de ellos fue cuando el hilo se metió debajo de la protección que tiene mi kayak debajo de la popa y temí que partiera, pero no nos mal que la llampuga se puso a nadar en sentido contrario y se soltó. El otro, fue cuando en un giro inesperado, se me lió en la caña jajajajajajajaajajaj.



Al final todo acabó bien, aunque subirla a bordo me costó lo suyo, pues era muy grande y babosa jajajajajajajja.



Y por último, también en el vídeo aparece una bacoreta de tamaño digno, que hizo una muy buena arrancada sacando mucha línea.



Cada día me gusta más pescar con sardina, mi abuela tiene razón jajajajajajajajajaj, le tengo mucha fe a este cebo, tengo esperanza de que consiga lo que nunca he conseguido con artificial.

Aquí el vídeo:




Bueno, con esto, creo que doy por finalizada la temporada de llampugas, aunque irse no se han ido, pero su pesca será más difícil de lo que aun es. Ahora a ver si consigo sacar una lecha de al menos 1kg jajajajajajaajajaj, ojala...


Un saludo y hasta otra.

lunes, 27 de octubre de 2014

Atún Rojo del mediterraneo


Hola a todos,


Día extraño, mejor dicho muy raro, desde primera hora de la mañana se veía bancos de niebla en el mar. Pero no es la época para este fenómeno, es más propio de primavera, claro está, el agua se ha enfriado y el ambiente demasiado cálido por lo que es normal que se produzcan.

Como había niebla, me llevé la brújula por si la sonda dejaba de funcionar jajajajajajaja.

A primera hora de la mañana nada de nada, al fondo estaba el compañero, nos juntamos y nos metemos mar adentro a buscar las llampugas.

Entramos dentro del banco de niebla y allí estaban esperándonos un gran banco, pero no picaban.

Al ratillo, algo ataca a mi sardina. No sabía lo que era, pensaba en un pez piloto que anda por la zona comiéndose las sardinas y dificultando la pesca de la llampuga jajajajajajjaaja. Lo que temía es que el pez piloto estuviese acompañado de su fiel amigo tiburón jajajajajajajajaj.

Pero emergió para mi sorpresa y asombro algo que nunca había pescado hasta hora y menos con un hilo, un atún rojo del mediterráneo.

¡¡Que belleza de pez!!



Aquí el vídeo del atún:




Un saludo y hasta otra.


lunes, 20 de octubre de 2014

18 minutos


Hola a todos,


18 minutos de combate, de risas y cachondeo con mi amigo javi, veo el vídeo original y me pongo a escucharlo y me parto de risa por las tonterías que digo jajajajajajajajajajaajajaj.

Salida con intenciones de pescar llampugas y nada, ni rastro de ellas, el agua estaba verdosa por las lluvias y arrastres de las ramblas.

Nos metemos mar adentro, ya la zona elegida empezamos a soltar sardinas, pero nada, no había nada.

Mi objetivo, era pillar una llampuga, pero con un trozo de hilo jajajajajajajaaj. Así que cojo mi aparejo, "el light" cuya linea es más débil que la de los otros aparejos, para dar un poco más de emoción al asunto y le acoplo una sardina y a ponerla a remojo.



Al rato, mi aparejo empieza a escupir hilo sin parar y yo a chillar, ¡¡¡llampugas!!!¡¡¡llampugas!!! jajajajajajajajajajaj.
Pero aquello era raro, se iba para el fondo en vez de saltar, así que descarté lo de la llampuga y empecé a pensar en una bacoretilla.

La lucha y resistencia se intensifican y fuerzo demasiado la línea del aparejo con el riesgo de que me parta.

Empiezo a preocuparme, temía que fuera una raya o cosa semejante y es algo que lo temo, nunca he sacado una y me dan miedo y lástima a la misma vez, encima no se si son venenosas o si pican...espero nunca pescar una.

El pez se mete bajo el kayak, y pude ver su resplandor durante unos segundos pues salió disparada para el fondo, lo que me tranquilizó, no era raya, podía ser una bacoretilla.

Después de quitarme el susto de la raya, las risas y el cachondeo por tener al otro lado de la linea un buen pez enganchado en un trozo de hilo fueron la tónica general de la batalla.

Hasta temí en unas de las carreras que se me fuera al fondo y se lo comiese un mero goliat jajajajajajajajajaaj, como pa mi que se me han escapado ya dos, pues ya no me sorprende nada jajajajajajjajajajaja.

Solo había pasado 3 o 4 minutos y ya estaba agotado por la tensión y la concentración que requiere este método de pesca. Estaba desentrenado, eso es lo que pasa por pescar con caña jajajajajajajajja. Me dolia la mano, el brazo, la muñeca, todo jajajajajajaj y eso que acababa de comenzar la pelea.

Al final entre mil risas, salió un precioso bonito de casi 3kg.



Desde luego, las sensaciones que te proporciona pescar con un trozo de hilo son únicas e inigualables, para mi mejores que cualquier caña.

18 minutos de lucha e incertidumbre, si saldrá bien, si saldrá mal, no se consiguen fácilmente.



Aquí el video:



Un saludo y hasta otra.

jueves, 9 de octubre de 2014

Sama de pluma



Hola a todos,


Pues he editado un vídeo con días sueltos de estas jornadas atrás intentando pescar llampugas, pero tanta agua dulce que ha caído al mar y tanto arrastre de ramblas, han enturbiado las aguas, cosa que a las llampugas no les gusta nada, por lo que brillaron por su ausencia.

Y mira que lo he intentado, pero nada, eso si me lo he pasado muy bien, pues he retomado la pesca con el trozo de hilo, y la verdad, disfruto más con esta modalidad que con cañas. Será por la dificultad y la complejidad del sistema, será porque ya no uso ni sonda ni salabre y reduzco considerablemente los trastos que lleva el kayak, no lo se, pero me tiene muy enganchao. A ver si me preparo un nuevo aparejo mejorado para el jigging jajajajajajaj.



También, en una de las jornada le dediqué un poco de tiempo al jigging obteniendo una preciosa sama de pluma, pez que nunca he capturado ni he visto ni he oído hablar por estas latitudes, era de pequeño tamaño, pero imposible de liberar debido al barotrauma sufrido.



Aquí el vídeo:




Un saludo y hasta otra.


jueves, 2 de octubre de 2014

Llampugas 2014



Hola a todos,


Hace poco, fui en busca de las deseadas llampugas y di con ellas, y pude disfrutarlas durante 3 días seguidos de sus saltos, piruetas y carreras.

¡¡Que maravilla de pez!!, no se como la gente se le puede ocurrir hacer esas matanzas de este precioso animal sacando 80 o 90 ejemplares y encima pavoneándose, ¡¡que vergüenza!! por decir poco.


Día 1, aunque las previsiones eran buenas, los días atrás había soplado mucho levante por lo que el mar de fondo y el agua turbia sería la tónica de la jornada, así que las llampugas estarían muy difíciles.

Una vez superado con éxito la rompiente del mar de fondo, no era gran cosa pero llevando una sonda de 600€ encima con un "agujerito" que le hizo mi padre, cualquier salpicadura puede introducirse dentro de los circuitos y fundirla.

Ya dentro del agua, lanzo mi sardina, mejor dicho un boquerón ya que sardinas no encontré en ninguna tienda y encima eran boquerones añejos, no se como se les ocurre vender algo así si están al límite de la putrefacción, pero bueno, como yo no me los iba a comer...

Dejo el boquerón a la deriva, pero no sucede nada, así que con la otra caña intento coger algún jurelillo con las plumillas para pasar el rato y ya de paso atraer alguna llampuga hacia el cebo, pero no había casi nada.



El viento se intensifica y la deriva complica la pesca de la llampuga.

Era ya la 13:00, raro en mi quedarme hasta tan tarde, pero que digamos hasta que el mar de fondo no calmase yo no iba a regresar a la orilla, no me la jugaba con mi sonda, como se moje...

Poco a poco el viento calma, el mar de fondo se reduce y el Sol empieza a apretar y se hace asfixiante, era hora de salirse, al menos evité la porra con un jurelillo y un serrano bastante grande que mi gata comió alegremente.



En la caña de spinning tenía el boquerón que había estado paseando toda la mañana, ya estaba desecho del todo y aparece un banco de ballestas bebes a mordisquearlo, yo por lástima, le lanzo un par de boquerones para que coman y se hagan gordos.

Cambio de zona y me siguen mordisqueando el boquerón. Lanzo la caña de jigging y y y y y y yy, noto algo raro, cierro carrete y yy y y y zassssssssssssssssssssssssss, picada bestial y aquello empieza a dar saltos y yo gritos: ¡¡llampugas llampugas!! jajajajajajajajaj.



Después de una bonita lucha, cuando estaba a punto de sacarla, se escapa ¡¡¡¡¡¡mierda!!!!!!!!.

Pero rápidamente suelto un boquerón al agua que deshago con las manos para que no se vayan y monto el aparejo de sacar llampugas con otro boquerón dejándolo a la deriva.
A los 2 minutos zassssssssssssssss, primera llampuga y saltarina, la primera del año, y un año esperándolas, ¡¡que alegría!!.





Esta operación la repetí hasta sacar tres, que considero que es un buen número y a demás me permite ir al día siguiente a disfrutar más de sus piruetas.





Día 2, esta vez el mar estaba exquisito, ausencia de aire desde primera hora, calma chicha, sin mar de fondo y aguas limpias, lo que a ellas les gusta,

Me meto haciendo cirrican con el boqueron,  pero nada. A lo lejos me encuentro con un compañero que también había salido a pescar, nos pusimos de charreta y cuando nos dimos cuenta nos encontramos un pale flotando dentro del agua.

Ni lo pensamos, los dos nos pusimos a intentar sacar alguna llampuga pues si había alguna en la zona sería allí.

Fue llegar y zasssssssssss, picada gorda a la caña y a disfrutar de este hermoso pez.




Esta vez eran ya de un tamaño respetable y muy saltarinas, a demás de unas libreas espectaculares.





Cogí de nuevo 3, una de ellas indultada por ser muy pequeña, aunque luego saqué otra pequeñita que no pudo ser liberada por venir mal enganchada.

Eso si, esta pequeñita casi me tira del kayak jajajajajajaja, enganchada, tirando para abajo e inestabilizando el kayak, por lo que tuve que hacer un barrido lateral para compensar.




En total:




Día 3, se presentaba nublado desde primera hora del día, nada buena para este pez.

Me meto en la zona y empiezo a buscarlas haciendo currican, pero nada, solo consigo sacar una bacoreta bebe que indulté.



Por ciento, no se como no les dan vergüenza sacar cubos de bacoretas de este tamaño cuando llegan a pesar 20kg. Si se sigue así esto no va acabar bien.

El viento se intensifica así que decido salirme para afuera. Durante el trayecto, hago una parada y y yy y... , picada y empieza a saltar y a dar vueltas alrededor de mi liándome la puntera de la caña de spinning y a punto de rompérmela.




Era más pequeña que la del otro día, pero le seguía un banco de 20 o 30 con algunos ejemplares enormes.



Lanzo de nuevo aparejo con un boqueron y fue tocar el agua y otra llampuga enganchada y de nuevo a punto de romperme la puntera de la caña pues la línea estaba destensada, no pensaba que fueran a picar nada más tocar el agua. El próximo día, a la mierda las cañas, cojo mi super hilo y a pescarlas.



Cojo otra más y con 3 doy por concluida la jornada de pesca.



Aquí el vídeo:




Por cierto, algunos os pensareis que hace tanto parche negro en el vídeo, pues bien, intento ocultar la zona para evitar que aparezca un retrasado mental y haga una matanza de llampugas

La próxima salida a pescarlas con el hilo, que creo que se disfrutan más que con caña jajajajajajaja.


Un saludo y hasta otra.