viernes, 16 de enero de 2015

Una de jigging



Hola a todos,


Bueno, ya estamos en el 2015 y ha empezado difícil, bastante difícil, demasiadas redes, cada día más, así que hay que tomar medidas desesperadas para almenos, alejar los malos augurios y empezar con buen pie este año nuevo.

Y no hay nada mejor para empezar que un buen baño en alta mar jajajajaajajajaj


Después de que la mala suerte y los malos augurios me abandonen con el chapuzón, ya podía hacer algo que deseaba desde esta primavera pasado. Volverlo hacer, volver al jigging sin cañas, solo equipado con un trozo de hilo y nada más, lo que bien describe el compañero Raspacejo como "manoteo" jjajajajajajaaja.

En entradas anteriores, expliqué mi nuevo equipo de jigging extremo, pero hoy me disponía a llevarlo a la práctica con cierta incertidumbre de si funcionaría o no.


Llegó el día, como siempre, me presentaba tarde a la cita, lo de madrugar no es lo mio jajajajajajajajja, pero bueno, tampoco pasaba nada. Más bien, mi objetivo ese día era fondearme con la caña de spinning con restos de calamar que encontré en el congelador de la temporada pasada de las llampugas, pero se me olvidaron los anzuelos en casa jajajajajajajajajaja.

Así que nada, dejo todo el equipo en tierra: el salabre, las cañas y el cebo y solo me equipo con la sonda, mi "aparejo" de jigging, unos jigs y nada más.

Un poco mosqueado, pues no había ni una red largada en la zona lo que hubiera augurado una buena pesca fondeada que tantas veces quiero realizar y nunca me decido, y por una vez, va y se me olvida los anzuelos jajajajajajajajajajaj.

Al lío, armado con mi superequipo de jigging, me introduzco mar adentro a tantear algunas rocas que habían por la zona y empiezo con el "manoteo".


Al rato, algo pica en el señuelo, aquello se bloquea, e inmediatamente noto un fuerte tirón hacia el fondo. Agarro el hilo con todas mis fuerzas para evitar que se me resbalase o perdiera tensión y empiezo a realizar el ascenso del primer pez de la jornada.

Aquello era grande, un buen ejemplar, muchas sacudidas después sale un precioso denton, ¡¡¡mi primer denton del 2015!!!.


Ahí no quedó la cosa, el mar estaba estupendo, así que había que aprovechar al máximo. Continuo con el "manoteo", explorando rocas, una a una, a paso lento pero firme. Asegurándome que no me dejaba ningún pez rezagado.

En una de ellas, algo vuelve a picar, de menor tamaño, pero peleón.

Un denton de tamaño humilde, que bastante despierto complicó algo los últimos momentos. Me hubiera gustado indultarlo, pero imposible por el barotrauma sufrido.

Y con estos dos buenos ejemplares, dí por finalizada la jornada de pesca. Quiero agradecer desde aquí la ayuda de Pescaatot y Raspacejo, que sus consejos me han servido mucho.



Aquí el vídeo de los sucedido, espero que os guste!!!.





Un saludo y hasta otra.


domingo, 4 de enero de 2015

Dias de fiesta



Hola a todos,


Salir a pescar en estos días, siempre tiene algo especial, no se si será por el frio que hace, o por el interés que uno le pone para sacar una buena pieza y poderla comer con la familia, o no se muy bien, pero yo me siento inspirado y me pongo a insistir y reinsistir intentando obtener esa gran captura que uno siempre esta deseando.

Pues bien, en una salida a por calamares, siendo esta temporada bastante mala, conseguí algo que tenia pendiente y nunca había logrado, sacar un bonito y un calamar el mismo día.

Mientras me dirigía a la zona elegida, observaba que no había ni una red ni trasmallo lanzado por la zona.



Al rato, zassssssssssssssss, picada en una de las cañas que tenia largada con una yozuri.

Después de una lucha interesante, salió este precioso bonito.



Una vez a bordo, cambio de planes y dejo los calamares a un lado e intento obtener algún bonito más, pero nada de nada.

Así que vuelvo a mi objetivo primario, sacar algún calamar para estas fechas.

Una vez en la zona, largo los pajaritos y empieza la espera.

Al rato, mucho mucho rato, sale el primer calamar, pequeño, humilde, pero me alegró mucho e iba a ser el acompañamiento perfecto para el bonito.



Pero, no quedó ahí la cosa, de repente, noto algo, como si hubiera enganchado una red. ¡¡Mierda!!, decía, yo, ¡¡he enrocado!!. Pero aquello subía de las profundidades.

A medio ascenso, noto cabezazos, y se me empieza a poner los pelos de gallina, aquello era algo muy muy grande, algo que nunca antes había enganchado.

En medio de la oscuridad, alumbrado por una linterna, emerge un calamar enorme, el más grande que he visto en mi vida. ¡¡Monstruoso!!.



Con bastante dificultad y creyendo que se me iba a escapar en cualquier momento, consigo meterlo dentro del salabre y subirlo a bordo.

¡¡El calamar más grande de mi vida!!



Y en total:



Bueno, con esto, doy por concluida la temporada del 2014, un año excepcional con la cantidad y tamaño de los bonitos. En el que empecé a iniciarme en el mundo del jigging con algún buen resultado.

Bueno, veremos lo que nos trae el 2015.

¡¡Y feliz año nuevo!! con cierto retraso jajajajajaja.


Un saludo y hasta otra.


viernes, 26 de diciembre de 2014

Mi regalo de navidad



Hola a todos,


Pues nada, mas humilde no ha podido ser mi regalo de navidad jajajajajajajajj.

A partir de hoy, este va ser mi nuevo equipo de jigging, es una mejora del anterior sistema que empleaba debido a la introducción del trenzado. De esta forma se  elimina el efecto muelle que se produce con el nylon y que limitaba mucho esta modalidad a solo aguas someras.

A demás, en su día cree un aparejo con trenzado, pero era demasiado insuficiente y no podía frenar a los peces. Este trenzado es diferente y me permite conseguir un gran agarre.

En definitiva, es la perfección del jigging, este va ser mi nuevo equipo de jigging hard and deep jajajajajaajajajaj.



Ya he salido a probarlo y es una maravilla, más rápido y eficaz que una caña y lo mejor, es que a los dentones les gusta jajajajajajajaj. Picaron dos, pero tuve la mala suerte de no poder levantarlos, se soltaron jajajajajajaja.



Un saludo y felices fiestas.


martes, 25 de noviembre de 2014

Jigging en la cueva goliat



Hola a todos,


Bueno, ya conté en entradas más atrás que estuve haciendo jigging buscando un mero goliat en plan cachondeo, pero cuando uno menos se lo espera sucede lo inesperado.



En una roca que estaba jiggeando, tuve un encuentro monstruoso con algo demasiado grande para mi poca experiencia, algo que podía ser un mero muy gordo. No pude hacer nada, se metió dentro de su cueva y ahí quedó, desde entonces, esa cueva sin dudarlo la he bautizado como "la cueva goliat" jajajajajajaajja.



Pues, como tenía cuentas pendientes con el mero, hace ya unas semanas me decidí hacer una jornada al jigging y que mejor sitio que ir a la cueva goliat a ver si estaba.

Una vez en la zona, empiezo a hacer lances. Al ratillo, noto que algo muerde, pero se suelta, vuelvo a lanzar y esta vez muerde con decisión clavándose.

De repente, toda la caña doblada en plan bestia saliendo hilo a toda leche, momento que se me vino la imagen del mero cuando se me metió dentro de la cueva, así que no tenía ni tiempo a apretar el freno del carrete, usé la mano de freno.



La caña se arquea aun más, jamas había visto mi caña así de doblada, los tirones eran más que exagerados, no podía con ellos. Temía lo peor, que partiera la línea, que el nudo no aguantara o simplemente que mis asssit hook caseros cedieran.



Poco a poco fui subiéndolo, aunque fue mi rápida su subida, me resultó una eternidad, pues sus cabezazos no cesaban.

Al final, después de un minuto, emerge un precioso denton que me dejó el brazo destrozado durante una semana jajajajajajajajaja. Nunca, nunca jamas he sentido tanta potencia en un pez, he sacado ya varios dentones estos años atrás al jigging, pero esta potencia era anormal y exagerada para un pez de ese tamaño.




Parece que la cueva goliat está muy solicitada, tendré que volver de vez en cuando.


Aquí el vídeo:




Un saludo y hasta otra.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Batalla épica


Hola a todos,


Quien diría que el señuelo más simple fuera el que me proporcionara el mejor enfrentamiento con caña que he tenido hasta la fecha.


Algo épico, 25 minutos de puro combate. La última vez que vi salir hilo así de mi carrete, al otro lado de la línea había una bacoreta de 3kg. Pero esta vez, la pelea se prolongó mucho más en el tiempo y con unas arrancadas de línea que para mi la carraca se debió de escuchar hasta en la orilla jajajajajajajajaj. Lástima que en la cámara no se perciba casi el sonido.


Era algo increíble, recuperar el pez hasta tenerlo debajo del kayak y este iniciar la huida, sacándome 20, 30 o más metros y encima hacerlo una y otra vez... Me asusté, pensé que podía ser otra cosa, el ser que de momento le siento demasiado respeto, el palometón.


Era una jornada que pensaba que iba ser de llampugas, pero el agua andaba de nuevo verde, tal vez por las calmas de los días anteriores.

Probé con la sardina, pero nada, era de esperar, así que cambié de chip y hacer currican de fondo, por supuesto sin cañas jajajajjajajajajaj.

El Sol se esconde, así que monto un simple vinilo y me dirijo a la orilla con cierta prisa pues estaba un poco lejos de la costa.

A más de 9km/h, la calma del anochecer se rompe con el ruido celestial del hilo saliendo a gran velocidad del carrete.


Aprieto el freno, pero nada sigue saliendo hilo. Más aun no podía forzar la línea, pues el bajo del vinilo era un 0,35mm, algo anormal en mi y peor aun, me percaté cuando puse dicho señuelo a la caña, de que estaba algo raspado el nylon pues esta primavera lo empleé para sacar espetones de arena.
Así que la vaguería y perezosidad por no haber rehecho el aparejo en su momento y encima una línea del 0,35, me hizo pensar que no lo iba a conseguir y más aun, cuando la oscuridad empezó a hacerse evidente y comencé a usar la mano de freno en el carrete forzando al máximo el equipo.



Pero al final, victoria. Dejo aquí el vídeo de lo sucedido:




La imagen en casa con el vinilo aun clavado:



Un saludo y hasta otra.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Las últimas llampugas


Hola a todos,


Desde septiembre que pude pescar las llampugas durante 3 días antes de las tormentas y los tornados, ya no las había ni visto ni olido, desaparecidas a pesar de que son muchos los rumores de que la gente las estaba sacando y muy gordas.

Bueno, resumo varias salidas donde por fin pude sacar alguna llampuga, todas de un tamaño medio, pero una de ellas, era de las grandes, un precioso ejemplar de más de 2kg y ¡¡sacado con el aparejo!!.


Ésta dio mucha mucha guerra, pues pensaba al principio que era un espeton, ya que justo antes había pasado por debajo de un gran banco de estos peces y por miedo a que picasen y estropeasen el aparejo, dejé de remar. justo cuando la llampuga aparece y se engancha.


¡¡Que poderío de animal!!, hubo dos momentos críticos, uno de ellos fue cuando el hilo se metió debajo de la protección que tiene mi kayak debajo de la popa y temí que partiera, pero no nos mal que la llampuga se puso a nadar en sentido contrario y se soltó. El otro, fue cuando en un giro inesperado, se me lió en la caña jajajajajajajaajajaj.



Al final todo acabó bien, aunque subirla a bordo me costó lo suyo, pues era muy grande y babosa jajajajajajajja.



Y por último, también en el vídeo aparece una bacoreta de tamaño digno, que hizo una muy buena arrancada sacando mucha línea.



Cada día me gusta más pescar con sardina, mi abuela tiene razón jajajajajajajajajaj, le tengo mucha fe a este cebo, tengo esperanza de que consiga lo que nunca he conseguido con artificial.

Aquí el vídeo:




Bueno, con esto, creo que doy por finalizada la temporada de llampugas, aunque irse no se han ido, pero su pesca será más difícil de lo que aun es. Ahora a ver si consigo sacar una lecha de al menos 1kg jajajajajajaajajaj, ojala...


Un saludo y hasta otra.

lunes, 27 de octubre de 2014

Atún Rojo del mediterraneo


Hola a todos,


Día extraño, mejor dicho muy raro, desde primera hora de la mañana se veía bancos de niebla en el mar. Pero no es la época para este fenómeno, es más propio de primavera, claro está, el agua se ha enfriado y el ambiente demasiado cálido por lo que es normal que se produzcan.

Como había niebla, me llevé la brújula por si la sonda dejaba de funcionar jajajajajajaja.

A primera hora de la mañana nada de nada, al fondo estaba el compañero, nos juntamos y nos metemos mar adentro a buscar las llampugas.

Entramos dentro del banco de niebla y allí estaban esperándonos un gran banco, pero no picaban.

Al ratillo, algo ataca a mi sardina. No sabía lo que era, pensaba en un pez piloto que anda por la zona comiéndose las sardinas y dificultando la pesca de la llampuga jajajajajajjaaja. Lo que temía es que el pez piloto estuviese acompañado de su fiel amigo tiburón jajajajajajajajaj.

Pero emergió para mi sorpresa y asombro algo que nunca había pescado hasta hora y menos con un hilo, un atún rojo del mediterráneo.

¡¡Que belleza de pez!!



Aquí el vídeo del atún:




Un saludo y hasta otra.